Ingredientes:

 

300 gramos de harina de 0'0

100 gramos de harina de sémola

4 huevos a temperatura ambiente

1 cucharada grande de aceite de oliva virgen extra

2 cucharaditas de sal

Composicion:

Tamizamos la harina y colocamos en una superficie limpia y plana, haciendo un hueco en el centro. A continuación, separar los huevos, batimos las claras con una varilla bien montadas, (este proceso hará que sea mas suave la pasta) y luego las juntamos con las yemas, en la harina como en la foto de abajo, poniendo por último sal y aceite . Ahora a partir de los bordes centrales, mezclamos la harina con los huevos y luego procedemos a amasar con las manos durante unos 10 minutos, obteniendo una masa homogénea y suave. Pueden agregar un poco de agua si la masa se presenta un poco seca. Dejemos reposar durante unos 45 minutos, cubriendo la masa con una capa de película o papel de cocina ligeramente húmedo. Una vez que la masa haya descansado, podemos proceder en  procesar las pastas que queremos, como cavatelli, maltagliati, tallarines, pappardelle o rellenas, como los tortellini o los clásicos raviolis ...

 

 

Masa para pasta