Simplemente, chocolate.

Un poco de historia...

Algunos estudios revelan que el origen del árbol de cacao, estuvo presente hace más de 6000 años, cerca de las orillas del rio de las Amazonas y Orinoco. Los primeros agricultores, fueron los mayas, alrededor del año 1000 ac. En ese momento, los indígenas, consideraban las habas de cacao como tesoros, come de "monedas" para el intercambio de mercancías. El uso estaba reservado exclusivamente para las clases nobles, por su esencia preciosa, adoptando así el nombre de uhanal kakaw (alimento de los dioses). Su conscimento en Europa se atribuye a Cristóbal Colón en 1502, durante su cuarta expedición en América.

El árbol de cacao esta formado por un tronco suave, con las hojas de color verde brillante, grandes y ovaladas. La planta recién nacida suele estar al reparo de la sombras de una palmera o un plátano, después cuando alcanza la madurez, puede resistir a la luz solar y las altas temperaturas.
La cosecha de los frutos, se lleva a cabo un par de veces al año.
Después de la cosecha, se trituran y se deja reposar durante unos 10 días, para obtener las semillas y la pulpa. A continuación, se dejan 
fermentan con hojas de plátano, para luego ser expuesto a la luz solar para el secado.

Masa para la pasta de cacao.


 

 

Ingredientes:

 

300 gr de harina 00
6 yemas de huevo
120 gr de 
sémola
120 gr de cacao amargo en polvo
Agua c.s.

Procedimiento:

 

Tamizamos las harina con un colador sobre una superficie limpia y plana, luego hacemo un hueco en el centro. Por otra parte, en un bol, mezclamos las yemas con el cacao y un poco de agua. Añadimos la mezcla a la harina y comenzamos a amasar la masa a mano, con fuerza o si lo prefiere, con la ayuda de una batidora.
Cuando
obtenemos
 una masa homogénea, dejamos reposar durante unos 45 minutos, luego, podemos empezar a procesar las pastas que queremos y después cocinarlas.

Suave pastel de cacao amargo con corazón cremoso.

Delicia para el paladar, un pastel suave de cacao, con corazón de chocolate negro, cremoso y sólidos, dos consistencias de intenso sabor. Cucinastyle, aconseja una variación para acompañar este sabroso postre, una deliciosa mermelada de fresa, preparada tradicionalmente o si lo prefiere, una crema delicada de regaliz, para contrarrestar el sabor del chocolate.
Una receta fácil de preparar con ingredientes simples y con unos pequeños toques de fantasía!

Tiempo de preparación: 20 min.

Porción coste: Medio

Preparación dificultad: media

Pasta pappardelle de cacao amargo.

Los tipos de chocolates:

- Extra de chocolate: el porcentaje mínimo de cacao debe ser de un 45% y manteca de cacao de un 28%.
- Chocolate fino: el porcentaje mínimo de cacao debe ser del 43%.
- El chocolate con leche: la materia seca de la leche debe ser alrededor de un 14% y la sacarosa añadida no más de 55%.
- El chocolate blanco: leche, manteca de cacao y sacarosa. La manteca de cacao debe ser alrededor de un 20% y la sacarosa no más
 de un 55%.

Chocolate gianduja.

Un chocolate con un excelente gusto, nacido en Turín a mediados del siglo XIX. Compuesto de cacao y de un 40% de avellanas, añadidas finamente picada. Desde su nacimiento hasta la actualidad, el chocolate gianduja es apreciado y utilizado en todo el mundo, en la preparación de dulces, chocolate caliente o simplemente degustar en tabletas.

Chocolate caliente gianduja con esencia de rosas.

 

Ingredientes para cuatros tazas:

 

400 gr de chocolate gianduja

1litro de leche frescas

pétalos de rosas caninas

ribes

 

Procedimiento:

 

Calentamos la leche sin que hiervas, luego agregamos el chocolate gianduja en trozos, dejamos que se derrite lentamente a fuego lento durante unos minutos. Después de la cocción, viertemos en una taza o vaso y aromatiziamo con pétalos de rosa canina y ribes.

Rúbrica segundo vol. colores&sabores "el chocolate"

www.cucinastyle.it